La Sociedad Aragonesa de Psiquiatría Legal y Ciencias Forenses y ASAPME organizan un debate para analizar las contreversias sobre el tratamiento ambulatorio involuntariodel enfermo mental

La gerente de ASAPME, Ana López, participó ayer en un importante debate sobre el tratamiento involuntario de los pacientes psiquiátricos que se celebró en el Colegio de Médicos de Zaragoza. En su intervención, destacó que la falta de conciencia de enfermedad es la mayor dificultad que tienen las personas afectadas para adherirse al tratamiento. Asimismo, destacó que no abordar un proceso terapéutico desencadena un empeoramiento de los síntomas, con gran sufrimiento psíquico.

Una de las conclusiones de ASAPME, tras organizar varios grupos de trabajo recogiendo opiniones y situaciones reales, es la necesidad de los Equipos de Atención Asertiva Comunitaria para poder intervenir de forma precoz. También puntualizó que las situaciones en las que hay que recurrir a un tratamiento involuntario son minoritarias y que, en los casos consultados, la valoración de las familias y los pacientes ha sido positiva. “Se trata de casos puntuales que por la magnitud de su sintomatología, el riesgo para su vida o para la ajena, requirieren una medida excepcional de tratamiento involuntario”, afirmó López.

Por útimo concluyó que disponer de una medida terapéutica involuntaria no implica tener que aplicarla a todas las personas que padecen una enfermedad mental, sino a aquellas que padecen un grave sufrimiento, tienen un alto riesgo para su salud, han sido valoradas por un médico forense que acredite su dolencia y se cuenta con una sentencia judicial que les proteja.

Desde ASAPME encuentran iimprescindible que se revisen y actualicen los procedimientos para llevar a cabo estas medidas, lo que implica disponer, además, de los recursos sanitarios y sociales que permitan aplicarlas, porque si no, son totalmente inviables.

Javier Ramón Jarne, Presidente de SAPLYCF, moderó el simposio en el que también participaron el juez decano de Zaragoza, Ángel Dolado, el director del Instituto de Medicina Legal de Aragón, Juan Cobo, el psiquiatra y médico forense del Hospital General de la Defensa de Zaragoza, José Carlos Fuertes, el fiscal de la Comunidad Autónoma de Aragón, Carlos Sancho, la presidenta de la Sociedad Aragonesa y Riojana de Psiquiatría, Isabel Irigoyen, y el presidente de la sección infanto-juvenil de la SAS-AEN, Jesús Varona.

La Consejera de Educación y Universidades, Dolores Serrat,clausuró el acto.